lunes, 30 de abril de 2012

A change is gonna come

En pleno apogeo de la lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos, Sam Cooke escribió una canción que se volvió un emblema de la época y una síntesis de lo que la música representó para esa gran masa de la población negra que buscaba terminar con la segregación racial que todavía se imponía en estados del sur como Mississippi y Alabama. A principios de la década del sesenta, la mayoría de las canciones que se cantaban en las marchas eran temas góspel o algunas composiciones de músicos folk como Pete Seeger, Bob Dylan o Phil Ochs. En 1963, Cooke y sus músicos fueron arrestados en Shreveport, Louisiana, porque intentaron registrarse en un motel para blancos. Ese incidente, sumado a la muerte de su pequeño hijo, lo llevaron a componer esta gran canción, que además estuvo inspirada en Blowin’ in the wind.

Marcha por los derechos civiles
Pero Sam Cooke apenas llegó a ver como su canción se convertía en un himno. A change… fue editada en 1964 por el sello RCA Victor como lado de B de Shake. En febrero de 1964 se presentó en vivo en The Tonight Show, célebre programa de la televisión estadounidense, pero su aparición mediática quedó completamente eclipsada por el desembarco, dos días después, de los Beatles en el programa de Ed Sullivan. El 11 de diciembre de 1964, Cooke fue asesinado por la conserje de un motel de Los Angeles, en un hecho que todavía hoy sigue siendo poco claro. El crimen golpeó muy fuerte en la comunidad negra y le dio un impulso notable al tema.

La letra de A change… cuenta parte de sus orígenes en Clarksdale, que podía ser como la historia de la mayoría de los negros del sur, y tenía un mensaje esperanzador: “I was born by the river in a little tent / And just like that river I've been running ever since / It's been a long time coming / But I know a change is gonna come, oh yes it will”.

Otis Redding
Luego de su muerte, muchos artistas soul comenzaron a tocar en vivo y grabar sus canciones. Uno de ellos fue Otis Redding. Otis llevó A change is gonna come a una nueva dimensión. Su fortaleza vocal le dio un poder inmaculado a las estrofas y versos de la canción. “Oh yes it will” entonado por Otis era realmente una declamación. Pero no fue el único cover. De hecho, debe ser una de las canciones más versionadas de los últimos 40 años. Al Green, los Allman Brothers, Tina Turner, Aretha Franklin y los Fugees fueron sólo algunos de los que se animaron grabarla. A change… además es precursora de otros temas que se sumarían a la larga lista de canciones comprometidas con la causa de los derechos civiles como What’s going on, de Marvin Gaye.

En la votación de las mejores 500 canciones de la historia, los lectores de la revista Rolling Stone la eligieron número 12. Y para la National Public Radio (NPR) es el tercer tema más influyente de la década del 60. Más allá de estos rankings, A change… es una hermosa canción que hoy, a punto de cumplir 50 años, está más vigente que nunca.


1 comentario:

luther blues dijo...

Una cancion con una vigencia tan enorme como su primer interprete .
Estos himnos siempre estaran presentes en cada circunstancia desfavorable para el hombre y sus derechos . Gracias por el link de la cobertura del festival !
Un abrazo