sábado, 23 de julio de 2011

The end

Vivió como quiso. Tal vez vivió como pudo. Quién sabe. Lo cierto es que murió porque vivió como vivió. Y tal vez porque vivió como lo hizo su música es lo que es. Se fue a los 27 años, como Hendrix, Morrison, Janis, Brian Jones y Cobain. Apenas dejó dos discos –Frank y Back to Black- y muchos escándalos a cuestas. Su muerte, si bien generó un shock a nivel mundial, no sorprende. Es como si hubiera estado escrito que así iba a morir. Ahora la autopsia determinará si fue heroína, cocaína, ketamina, éxtasis o alguna otra sustancia la que le dio el golpe mortal. Pero eso será anecdótico. Lo cierto es que Amy ya no estará más para cantar como lo hacia: con una voz poderosa que salía desde lo más profundo de sus entrañas.

8 comentarios:

Fero Soriano dijo...

Soul

Fabián Gremoliche dijo...

que perdida para el soul

Paula Cristi dijo...

F*ck

Marga Pirc dijo...

Otra víctima más de abusos de droga y alcohol! Que en paz descanse...

Nora Vera dijo...

Qué grosa banda debe estar armando todos ellos en el Más Allá!

Paola Carosella dijo...

tengo un amigo aca en brasil que dice: 27 anos...overdose...mais clichê, impossível! zzzzzzz....

Anónimo dijo...

bon voyage, mon amour

Jackie Pascale dijo...

Really you are putting her up there with the others not so sure about that. Sad but musical genius?