martes, 17 de diciembre de 2013

Más lanzamientos

Bryan Lee – Play one for me. El guitarrista ciego que hizo de Nueva Orleans su casa acaba de lanzar un nuevo disco. Y no se trata de un álbum más, sino que es su incursión más decidida en el soul y el R&B, aunque sin dejar de lado sus solos punzantes y su pasión por el blues. El primer tema, Aretha (Sing one for me) es elocuente, tiene una melodía agradable y ese groove tan característico de la música negra. Entre los covers se destacan It's too bad (Things are going so tough), de Freddie King, y When love begins (Friendship ends), de Bobby Womack. También hay una versión de Evil, de Howlin’ Wolf, tal vez el blues más contundente y directo de todo el disco. En ese y otros dos temas cuenta con el acompañamiento de Kim Wilson en armónica. Lee también refuerza su puesta en escena con la colaboración del guitarrista de Austin Johnny Moeller. Ambos logran una exquisita combinación de cuerdas que hacen las veces de colchón para que la voz de Lee suene aún más souleada. En el último track, inspirado en la letra de un tema de Buddy Guy, Lee anuncia que a los 68 años se siente joven y esa es la sensación que deja este gran disco.

Smokin’ Joe Kubek & B’Nois King – Road dog’s life. El dúo más caliente de Texas sigue en actividad y acaba de lanzar su segundo álbum para el sello Delta Groove (el primero fue el acústico Close to the bone del año pasado). Kubek y King se juntaron en 1987 y desde entonces se han hecho inseparables. Editaron 15 discos que definen el sonido del blues texano moderno. Desde aquél Steppin’ out Texas style de 1991 en adelante, ambos se han mantenido fieles a sus raíces y gustos, y eso se ve reflejado en cada nuevo trabajo. Aquí contaron con la participación de Kim Wilson en armónica y Kid Andersen en guitarra, más el trabajo en los controles de David Z, quien trabajó décadas junto a Prince. Road dog’s life tiene doce temas, diez son de su autoría y los dos covers son verdaderas sorpresas: uno es Don’t bother me, de George Harrison, y el otro es una extraordinaria interpretación de Play with fire, de los Stones. Kubek y King lograron una sinergia impresionante y ambos saben que sin el otro las cosas no serían igual, y por eso no reniegan de la vida en la ruta.

Leslie West – Still climbing. Hace dos años, el ex frontman de Mountain sufrió la amputación de una pierna. Eso, que para muchos sería algo devastador, él lo transformó en una fuente de inspiración. “Todo el mundo sufre caídas en la vida, pero cómo recuperarse dependen exclusivamente de uno mismo”, dijo el guitarrista a la revista Billboard. Con esa convicción terminó de grabar ese mismo año el disco Usual suspects. Y ahora acaba de lanzar este nuevo álbum que no es otra cosa que un blues rocker energizado, en el que toca a todo volumen las canciones que lo satisfacen. Al igual que en Usual suspects, West compuso varias de las canciones junto a su esposa Jenni. El disco se ve reforzado por un par de invitados. El más importante es el albino Johnny Wintre, con quien West intercambia solos en Busted, disgusted or dead. Otro es Jonny Lang, quien canta y aporta su guitarra en el clásico de Percy Sledge, When a man loves a woman. Mark Tremonti, de Creed, suma talento en el tema que abre el álbum, Dyin' since the day I was born y Dee Snider, de Twisted Sister, hace lo propio en Feelin’ good. Pese a quedar confinado a una silla de ruedas, West no se siente limitado porque sabe que con la música sigue en movimiento.