jueves, 10 de enero de 2013

El primero de 2013

Así como lo hizo su padre hace dos años con el lanzamiento de Low country blues, Devon Allman editó su álbum en los primeros días de enero. El primer disco de 2013 nos trae un puñado de nuevas canciones que combinan lo más profundo de la música de raíces, arreglos muy bien trabajados y un sonido muy actual.

Turquoise es el primer trabajo solista de Devon Allman. Atrás quedó -por ahora- su emblemática banda Honeytribe, con la que grabó dos discos de space-blues. El año pasado fue muy intenso para Devon: combinó el lanzamiento del álbum debut de Royal Southern Brotherhood, el súper grupo que integra junto a Cyril Neville y Mike Zito, con la extensa gira de presentación de la banda y la producción de Turquoise. De todas maneras, ambos proyectos no están musicalmente muy alejados. Tienen la misma receta: southern soul, rock y una pizca de blues.

Producido por Devon y Jim Gaines, el álbum tiene once temas: ocho fueron compuestos por el propio Allman, dos junto a su “hermano” Mike Zito y uno, Stop draggin’ my heart around, es un cover de Tom Petty, en el que Devon canta a dúo con Samantha Fish. El álbum comienza con When I left home, un tema que resume sus últimos 20 años de vida, desde que se fue de su casa cuando tenía 17, y el título está inspirado en la biografía de Buddy Guy que, según explicó, leía mientras escribía la canción. Se trata de una hermosa melodía serpenteada por los solos de guitarra con slide del magistral Luther Dickinson (Black Crowes, North Mississippi All-stars).

El resto del disco tiene melodías exquisitas, en las que Devon canta con pasión y combina su habilidad con la guitarra eléctrica con algunos retazos acústicos. La banda la completan el poderoso Yonrico Scott en batería (también miembro de RSB), y Myles Weeks en bajo. En cuatro temas se suma el tecladista Rick Steff para aportarle el groove de su hammond B3.

Hace varios años que Devon Allman está buscando su propio espacio. Honeytribe fue el primer paso. RSB fue su segundo peladaño y Turquoise parece que será su salto definitivo. Carga con un apellido enorme y él sabe la responsabilidad que tiene. Pero de seguir así será el primer Allman que brille por fuera de la historia de la mítica banda.

3 comentarios:

Marcos Lenn dijo...


Que grosos los Allman carajo!

Roberto Porzio dijo...

vamoss

Fabián Gremoliche dijo...

Genial!!