miércoles, 2 de abril de 2014

Memphis style



Un nuevo disco de Robert Cray siempre es noticia. Y en este caso, como en los últimos años, una buena. In my soul es el nombre de su flamante álbum que tiene una inclinación muy marcada hacia el soul de Memphis y presenta un cambio en la formación: de su banda tradicional sólo queda el bajista Richard Cousins. Les Falconer reemplaza a Tony Braunagel en batería y el tecladista Dover Weinberg a Jim Pugh. Pero la clave de In my soul, además del talento inigualable de Robert Cray está en la cuidada –hasta obsesiva- producción de Steve Jordan, con quien el guitarrista no trabajaba desde Take your shoes off, de 1999, y Shoulda been home, de 2001 (aporta Gabriel Cabiaglia).

“No vinimos (al estudio) con una dirección, vinimos con un puñado de canciones que empezamos a tocar entre nosotros. Dejamos que el productor las escuchara y aportara lo suyo”, cuenta Robert Cray en el video promocional del álbum. Y lo que aportó Jordan fue ese sonido tan característico de Memphis, principalmente el que surgió del corazón de Soulville. Es por eso que en el repertorio hay dos covers de músicos del sello Stax: Your good thing is about to end, de Isaac Hayes, y Nobody's fault but nine, de Otis Redding. En el últmo, Cray canta a dúo con el baterista.

El resto de los temas son composiciones propias, más aportes de Richard Cousins y una de Les Falconer. Dos de sus canciones, You move me y Fine yesterday, son verdaderas joyas en donde Cray alcanza un nivel de interpretación superlativo, con exquisitos solos y una sensibilidad vocal conmovedora. En algunos temas, como en el que da nombre al álbum, los vientos de Trevor Lawrence (saxo tenor) y Steve Madaio (trompeta) redondean un sonido envolvente y fascinante.

La tendencia en los últimos años es muy marcada. Muchos músicos de blues se están volcando al soul, específicamente al de Memphis. Cada uno tendrá sus motivos y la recepción por parte del público puede ser diversa. Pero lo cierto es que, al menos en este caso, cada nota, cada acorde, cada riff, surgen desde el mismo núcleo del alma del artista, no hay nada forzado. Y eso es realmente lo que cuenta.

4 comentarios:

Darío Soto dijo...

Buenisimooo Martin!! Ya lo estoy escuchandoo! abrazo!

Maria Heer dijo...

uhuhuhu quiero escuchar!

Gabriel Cabiaglia dijo...

martin, te cuento aparte que Jordan produjo también Shoulda Been Home ademas de Take your shows off. Escuchen los tres discos y te das cuenta la mano de Steve en el sonido de los discos!

Tonysoulman dijo...

A esta altura, Steve jordan es un prócer. Dicho sea de paso, qué tendrá Memphis y Stax que todos tarde o temprano, caen en sus redes?