sábado, 15 de septiembre de 2012

Esto es el blues

El blues es la mirada perdida de Billie Holiday mientras canta “My baby don’t love me no more...” Es el slide profundo de Muddy Waters en She’s nineteen years old o el aullido descarnado de Otis Rush en I can’t quit you baby. Sonny Boy Williamson sosteniendo su armónica con sus largos dedos y besándola como si se le fuera la vida en ello es blues. También lo es Otis Spann completamente poseído por la lírica de Ain't nobody’s business if i do y Carey Bell preguntándose “¿Quién me va a llevar a casa cuando este borracho?”.

Son House
La escena en la que Etta James y Dr. John se abrazan de la emoción mientras cantan a dúo I’d rather be blind tiene tanto blues como la interpretación visceral de Death letter de Son House. La leyenda de Robert Johnson y su pacto con el Diablo es BLUES (en mayúsculas). Life by the drop, por Stevie Ray Vaughan, tiene tanto blues que no admite lugar a la discusión. El Beefsteak blues de James Son Thomas resume en pocas palabras lo que muchos no saben siquiera empezar a describir.

El boogie hipnótico de John Lee Hooker y los rugidos feroces de Howlin’ Wolf son la esencia del blues. También lo son el slide penetrante de Elmore James en The sky is cryin’ y los ojos inyectados de sangre de Peetie Wheatstraw. El solo vibrante y emocional de Duane Allman en Statesboro blues es la mecha que enciende una bomba cargada de blues. Hubert Sumlin tocando en sus últimos años de vida asistido por un tubo de oxígeno es la pasión por el blues en su máxima expresión.

B.B. King
El blues está en la ruta o en una cama vacía. En un vaso de whisky y en las cenizas de un cigarro que se consume con cada pitada. El blues nace de un amor no correspondido o de la furia de una amante despechada. No tener trabajo es algo tan blusero como un jefe abusivo o un despido injustificado. Johnny “Guitar” Watson cantando Gangster of love tiene tanto blues como B.B. King cuando estira las cuerdas de Lucille en el solo de The trhill is gone. En definitiva, el blues está por todos lados. No sólo brota del alma de sus protagonistas, los músicos, sino también de la de aquellos que, como vos o como yo, lo escuchamos casi con devoción religiosa. Ya lo dijo Big Bill Broonzy: “El blues es un hecho natural, es lo que vivimos. Si no lo viviste no lo podes tener”.

11 comentarios:

Vera dijo...

qué hermoso esto que escribiste, emociona

larga vida al blues, salud hermanito

luther blues dijo...

Si señor ,amen Martin .

"Cuando empece a tocar me dijeron que la musica mas sencilla era la mas dificil de tocar y el blues es precisamente eso : musica sencilla"

Albert Collins

Tonysoulman dijo...

Gracias por esto, solo aquellos que amamos el blues sabemos que es mucho mas que tres tonos y una escala pentatónica. Gracias a esta nota descubrí Etta James & Dr. John - I'd Rather Go Blin.. es emocionante posta!

Peca Jota dijo...

excelente.

Nèlida Beatriz Garcìa dijo...

exceltne

Crowers Patricia dijo...

Estupenda! El Blues es...algo maravilloso...

Tonysoulman dijo...

Martin, me tomñe la libertad de compartir (citando este blog como fuente, por supuesto, y a vos como autor) este brillante escrito con la comunidad jazzera y blusera del portal http://www.gypsyjazzandswing.net
Si no te parece buena idea, hacémelo saber y lo borro sin ningún problema. Gracias una vez mas por este texto tan emocionante

Martín Sassone dijo...

Faltaba más compañero Tonysoulman!!! Gracias y un abrazo

RAFA dijo...

Fantastica entrada.. el blues es de las musica mas complejas a pesar de su sencillez, precisamente por el sentimiento que arrastra. un fuerte abrazo,

Grace Pousá dijo...

emotivamente 10..!

De Barracas Al Mundo dijo...

Impecable artículo (o post, como se les llama ahora). Pocas veces mejor expresado un estado de ánimo hecho música. Gracias!