miércoles, 7 de enero de 2015

Pendientes del año pasado Vol. 1

Larry McCray – The Gibson Sessions. El corpulento guitarrista, un viejo amigo de los argentinos, lanzó a fin de año un disco en el que repasa puros clásicos del rock, especialmente de la década del 70. Las versiones –afortunadamente- no son meras copias de las originales, sino que en cada una, sin alterar su esencia, McCray le pone su propia impronta. Abre con Needle in the spoon, un clásico de Lynyrd Skynyrd, en el que cuenta con Derek Trucks como invitado, y sigue con Night moves, de Bob Seger, tal vez la mejor y más conmovedora interpretación del disco. También encara con mucho vigor Waiting for the bus, de ZZ Top, y Changes, de Buddy Miles, el legendario baterista de Jimi Hendrix. Se anima sin ningún pudor a Listen to the music, de los Doobie Brothers, y Unchain my heart, tema que hicieron propios Ray Charles y Joe Cocker. Y hay más, suma al guitarrista Dickey Betts para la extraordinaria Can’t you see, de The Marshall Tucker Band, y junto a David Hidalgo, de Los Lobos, rinde tributo a Gregg Allman en I’m no angel. Y si al disco le faltaba algo era un cover de los Stones: acompañado por el guitarrista Jimmy Herring se zambulle en lo más íntimo de Wild horses. McCray viajó a la época dorada del rock and roll y volvió con un puñado de canciones fantásticas interpretadas con mucha personalidad.

Devon Allman – Ragged & dirty. El hijo de Gregg Allman sigue con su carrera ascendente a toda máquina. Luego del excelente Turquoise (2013), en el que demostró que además de ser un tremendo guitarrista es un gran compositor, se unió al productor Tom Hambridge (Johnny Winter, George Thorogood y Joe Louis Walker, entre otros) para este disco en el cual confirma el camino elegido. Acompañado por el propio Hambridge en batería, Felton Crews en bajo, Marty Sammon en hammond y Giles Cory en guitarra, interpreta una docena de temas entre los que hay composiciones propias como Back to you, la acústica Leave the City y Midnight Lake Michigan; algunos del productor, Can’t lose ‘em all y Leavin’; y un puñado de covers como I’ll be around, de The Spinners, Ten millon slaves, de Otis Taylor, y el tema que da nombre al disco que pertenece al gran Luther Allison. El álbum suena a un Allman, claramente, pero no a una fotocopia, sino a un original. Guitarrista virtuoso, deshace la Gibson Les Paul con una técnica que comprende elementos extraídos de Hendrix, Buddy Guy y, por supuesto, de su linaje. Blues, rock y southern soul son los ingredientes que agrega a su música. Ragged & dirty es un escalón más subido por una figura que ya dejó de ser una promesa.

Gov’t Mule - Stoned side of the Mule Vol. 1. El 31 de octubre de 2009, la banda comandada por el guitarrista Warren Haynes recreó algunas canciones de los Rolling Stones durante la celebración de Halloween en un concierto en el Tower Theater, en las afueras de Philadelphia. En diciembre pasado, la banda lanzó una edición especial de 3000 copias en vinilo, que afortunadamente se viralizó por Internet. Haynes junto a Matt Abts (batería), Danny Louis (teclados) y Jorgen Carlsson (bajo) interpretaron siete temas de Jagger y Richards sin dejar de lado la esencia de jam que caracteriza a la banda. El disco empieza con Under my thumb y sigue con Monkey man. Con Doo doo doo doo (Heartbreaker) la banda estalla en un limbo psicodélico atravesado por unos solos apabullantes de Haynes. Paint it black mantiene esa pincelada oscura y densa de la versión original y Angie no pierde la melancolía y el toque acústico que la caracterizan. El slide de Haynes marca el comienzo de Ventilator blues, con Jackie Green soplando su armónica mientras se cuelan unas líneas del saxo de Steve Elson, los dos invitados de aquel show. La banda cierra con una atrapante versión de Shattered que canta con mucho énfasis Abts. Como parte del mismo lanzamiento hay otro disco de los Mule, un tributo al Lado oscuro de luna de Pink Floyd, como solo ellos lo pueden hacer.

2 comentarios:

Tonysoulman dijo...

Que buena la tapa de The Mule!

Nuñez Presedo dijo...

Interesantes los tres!!! bienvenido el material del linaje Allman