domingo, 14 de septiembre de 2014

Los plomos


Los Allman Brothers estaban en la cresta de la ola. La muerte de Duane Allman había golpeado en el núcleo del grupo, pero de alguna manera también le dio un nuevo impulso. Entre 1972 y 1973, la banda editó dos de sus discos más exitosos, Eat a peach y Brothers and sisters, las giras eran extensas y agotadoras, y los shows que daban rozaban lo sobrenatural. Gregg Allman, Dickey Betts y Chuck Leavell estaban en un nivel superlativo.

Por esos días, antes de los recitales de los Allman, sus plomos –raodies, como se les dice en inglés- comenzaron a darle forma a una banda en las pruebas de sonido. Así fue como nació la Almost Brothers Band. El pianista Chuck Leavell recuerda que los músicos comenzaron a ensayar mucho y que cuando la gira de los Allman acabó, ellos volvieron a Macon, Georgia, y empezaron a tocar en el circuito local. Por aquél entonces grabaron algunos temas para Capricorn Records, que durmieron en las cintas durante varias décadas, hasta que hace poco el ex ingeniero de sonido de los Allman y miembro de los Almost, Buddy Thorton, rescató el material y limpió las canciones lo más que pudo. Finalmente fue Band of roadies fue editado CD Baby.

La formación original estaba compuesta por Thorton en bajo; Dave “Trash” Cole en guitarra y voz; Twiggs Lyndon en guitarra; Michael Artz y Joseph “Red Dog” Campbell en baterías; y Virginia Speed en piano. El sonido del disco no es el mejor, pero de principio a fin se puede apreciar el talento y la creatividad de estos músicos que tuvieron su gran momento a la sombra de una de las más grandes bandas de rock de la historia. Los temas que conforman el álbum combinan el blues con la jam sureña y se destacan Driving Wheel, de Junior Parker; Drifting, de Charles Brown; y Fever, el clásico que Elvis Presley cantaba como ninguno.

Hoy una formación muy diferente de los Almost Brothers sigue tocando en bares de Georgia y alrededores, haciendo covers de los Allman, Lynyrd Skynyrd y ZZ Top, pero no tienen nada que ver con la música de este disco, que fue grabado en plena era dorada del rock sureño y que ahora, por fin, ve la luz.

2 comentarios:

Victor Hamudis dijo...

creo que algunos plomos formaron grinderswich

Alejandro Moreyra dijo...

que copado!