domingo, 14 de febrero de 2010

Love hurts

Las grandes parejas del rock no se caracterizan por relaciones largas, duraderas, aunque hay excepciones. La mayoría tuvo períodos de esplendor, mucho show off, sobreexposición mediática, infidelidades y escándalos. En el Día de los Enamordados, un repaso por esos romances que empezaron apasionadamente y terminaron como muchas veces terminan: a los ponchazos. Claro, como señalé antes, siempre hay excepciones a la regla.

Mick Jagger & Marianne Faithful. “Me acosté con tres de los Rolling Stones y finalmente elegí al cantante”. Esa frase se la atribuyen a Marianne Faithful que durante los sesenta fue una de las musas inspiradoras del Swinging London. En 1964 ella tuvo su primer éxito musical como solista con un tema de Jagger & Richards, As tears go by. Un tiempo después dejó a su marido, John Dunber, por Mick. La pareja se volvió muy hip. Eran los chicos de moda. Vinieron las drogas, los escándalos, la inspiración musical y el éxito siguió creciendo. La pareja terminó en 1970, tan mal que hasta fueron a los tribunales por la autoría del tema Sister Morphine.

George Harrison & Pattie Boyd. Acá tendríamos que agregar al amigo Eric Clapton. Esta es una de los triangulos de amor, amistad e infidelidad más conocido de la historia del rock. Harrison se casó con la modelo Pattie Boyd el 21 de enero de 1966. Se habían conocido poco antes durante el rodaje de la película A Hard Day's Night. George le habría dedicado la canción "Something", aunque mucho después dijo haberla compuesto pensando en la música de Ray Charles. A finales de los sesenta, Eric Clapton se enamoró de Pattie, dejando patente su amor en la canción "Layla". Poco tiempo después, Pattie Boyd abandonó a Harrison para casarse con Clapton; sin embargo, ambos músicos siguieron manteniendo una fuerte amistad; de hecho en el casamiento de Eric con Pattie, en 1979, George tocó con Paul McCartney y Ringo Starr.

Brian Jones & Anita Pallenberg. Hablando de amores, infidelidades y Swinging London. Bienvenidos al mundo de los Stones. En los sesenta Anita era una de las mujeres más bellas y cosmopolitas: hija de un artista italiano y de una secretaria alemana, manejó estos idiomas con fluidez desde pequeña. Vivió en Londres, Alemania y en Nueva York, donde se enroló en el Living Theater y en la Factoría de Andy Warhol. Su romance con Brian Jones fue muy publicitado (salieron entre 1966 y 1967). Abuso de drogas duras, sadomasoquismo y violencia. Todo terminó durante un viaje a Marruecos cuando ella abandonó a Brian por Keith Richadrs. “Hicimos el amor en el asiento trasero del coche”, dijo Keith después. Jones murió ahogado en una pileta poco meses más tarde y Anita y Keith siguieron juntos hasta 1980. Ellos tuvieron un hijo.

John Lennon & Yoko Ono. Seguimos en Inglaterra y en los sesenta. John Lennon dejó a su mujer Cynthia, madre de Julian, casi de un día para el otro por esta japonesita, artista conceptual, a la cual le atribuyen todos los males de los Beatles. Yoko influenció a Lennon tanto en su música, como en su personalidad. Vaya a saber uno qué clase de embrujo utilizó la feroz Yoko. Lo cierto es que, pese a algún que otro altibajo, la pareja fue muy unida. Reclamaron juntos en camas de hoteles por la paz en el mundo, grabaron discos, tuvieron un hijo –Sean- y ella fue testigo del último suspiro de John, aquella noche fría de diciembre del 80 cuando Mark David Chapman lo ejecutó a metros del Central Park, en Nueva York.

Ike & Tina Turner. La historia del tormentoso romance entre Ike y Tina fue retratada en la película What’s Love Got To Do With It, de 1993, protagonizada por Angela Bassett y Laurence Fishburne. Ike, uno de los fundadores del Rock & Roll, descubrió a una joven Tina en 1957 y la sumó como cantante a su banda. Ike convirtió a Tina en una estrella, pero según la versión de ella, con el tiempo él se volvió celoso y abusivo. Tina escribió un libro, en el que luego se basó la película. Allí contaba como Ike la sometió a malos tratos e incluso como una vez hasta la violó. Ike, por supuesto, niega esa versión. Claro que a él le costó mucho dinero, estuvo preso y fue marginado del show business, a pesar de que en los últimos años de su vida se reencontró con los viejos blues. Ella en cambio tuvo una carrera muy exitosa. A pesar de todo, Tina eligió seguir con su apellido de casada.

Tom Waits & Rickie Lee Jones. Se conocieron en el Troubador de Los Angeles, en 1977, durante una actuación de ella. Su romance coincidió con el lanzamiento de su primer álbum homónimo, que fue muy exitoso y que hoy es una joya del rock. Para ese momento Waits era más popular que Rickie Lee. Ya había editado un puñado de buenos discos y su voz cavernosa se hacía cada vez más popular. Giraba por Estados Unidos y el mundo. En 1978 Waits editó su disco Blue Valentine y en el arte de tapa hay fotos suyas con Rickie Lee. A medidados del 79 se mudaron juntos y se convirtieron en la pareja más hipster del momento en L.A. Ellos estaban siempre con un amigo, inseparable, Chuck E. Weiss, que fue muy importante en la relación y en sus carreras musicales. Pero poco después la pareja se terminó. Aparentemente el motivo fue la adicción de Rickie Lee a las drogas. Waits no pudo lidiar con eso, con cierto desencanto profesional y se fue a Nueva York donde conoció a su actual esposa y musa, Kathleen Brennan.

Johnny Cash & June Carter. Johnny y June están enterrados el uno al lado del otro en el cementerio Hendersonville Memory Gardens, en Hendersonville, Tennessee. Los dos murieron en 2004, con menos de cuatro meses de diferencia. Su amor fue largo y sacrificado, pero juntos aguantaron hasta el final. Y muerto uno, el otro se dejó ir. Hay una escena conmovedora en el video de Hurt, en el que a Johnny se lo ve sufriendo, muy enfermo. Y ella, que aparece en el video fugazmente, lo mira con dolor y compasión. Joaquín Phoenix y Reese Witherspoon los interpretaron en la película I Walk the The Line (Johnny & June, acá en BA). La pareja se había conocido en los cincuenta, cuando ambos estaban casados. Recién ellos se contrajeron enlace en el 68, luego de que él le pidiera matrimonio en un estadio, una vez que Cash pudo dejar su adicción a las anfetaminas gracias a la ayuda de June.

Bob Dylan & Joan Baez. La relación de Dylan con Joan Baez fue muy particular. Cuando se conocieron en 1962 ella era una artista conocida y él vagaba por Nueva York en busca de una oportunidad que le llegaría casi de inmediato de la mano del productor John Hammond. Lo cierto es que ella fue introduciendo a Dylan en el mundillo folk. Los unía la canción de protesta y el movimiento por los derechos civiles. Dylan empezó a salir con Baez poco después de terminar su relación con Suze Rotolo (la chica a la que abraza en la tapa del disco The Freewheelin'). El romance duró dos años y terminó en 1965. Ese año fue clave para Dylan, luego de conocer a los Beatles, electrificó su sonido. Se ganó amores y odios, dejó de ser un activista y todo eso repercutió en su relación: rompió con Baez y ella declaró más de una vez que se sintió usada por el viejo Bob. Dylan conoció poco después a Sara Lownds con quien tuvo varios hijos. A mediados de los setenta Baez y Dylan se reencontraron para la gira Rolling Thunder Revue. Compartieron escenario y tal vez algo más. Lo cierto que ese encuentro fugaz terminó con el matrimonio de Bob con Sarah.

Kurt Cobain & Courtney Love. Si hubo un final trágico fue éste. Pobre Kurt. La desolación de los noventa, el futuro sombrío, la oscuridad de sus pensamientos seguramente se vieron potenciados por la joyita que eligió como mujer: la implacable y ambiciosa Courtney Love. Ellos se conocieron a comienzos de los noventa, se casaron el 24 de febrero de 1992 y el 18 de agosto de ese año nació la primera y única hija de la pareja, Frances Bean Cobain. Siempre se dijo que Love se aprovechó del éxito de Kurt con Nirvana. Hay especulaciones de que las mejores canciones de Hole (el grupo de ella) fueron escritas por Cobain. Oficialmente, Kurt se suicidó de un disparo el 5 de abril de 1994. Pero hay muchas dudas y varias teorías. Algunas apuntan a que Love lo mandó a matar. Si así lo hizo, el suyo fue un crimen perfecto.

Elvis Costello & Diana Krall. Esta es una pareja reciente y es la esperanza de que existe el amor en el rock. Se conocieron en 2002 durante la entrega de los premios Grammy y se casaron en diciembre de 2003. El 6 de diciembre de 2006 en Nueva York tuvieron sus primeros hijos, los gemelos Dexter Henry Lorcan y Frank Harlan James. A simple vista parece una pareja feliz. Diana, la reina del jazz comercial, definió a su marido y la relación de pareja durante una entrevista a El Tiempo de Bogotá: “El no ejerce influencia alguna sobre mi música, pero sí me inspira constantemente. Los dos somos adictos a lo que hacemos, así que no nos podemos ver mucho. El también está de gira y yo ando en lo mío, así que hemos decidido ir cada uno por lo suyo, tratando de disfrutar al máximo cada minuto".

6 comentarios:

Laura Borrillo Reynoso dijo...

Awesome article

Ronnie dijo...

Te faltó Sandra y Celeste, jajajaja

Anónimo dijo...

excelente selección!

Marcelo

Veronica Ocvirk dijo...

Me encantó.

Maxi! dijo...

Yo estoy con Vero. Lo ví esta mañana pero quise leerlo tranquilo al llegar a casa después de un buen cine (A Single Man, con una música genial). Muy bueno el post, pero claro, los tuyos siempre tiene una calidad superior. Sólo te faltaron...Cher y Sonny Bono ¿No?.

Por cierto, totalmente de acuerdo con Hurt de Johnny Cash, el vídeo es una pasada.

Alberto Moreno dijo...

Excelente artículo querido!!! Solo te faltaron Sid & Nancy (y la mejor pareja creativa del rock: Kim Gordon y Thurston Moore). Abrazo