sábado, 14 de noviembre de 2009

Under my skin

Meterse en la piel de un músico o una estrella de rock no es una tarea fácil para los actores. Tienen que estudiar al personaje, conocer su historia. Ver sus movimientos y gestos. Escuchar los tonos de su voz y su forma de cantar. Para luego caracterizarse y lograr un parecido físico. Aquí los diez mejores interpretaciones de músicos que vi.

Cate Blanchett – Bob Dylan. I’m not there (2007) es una hermosa biopic de Todd Haynes. Muy poética y sutil, donde distintos actores interpretan etapas de la vida de Dylan. Así, Richard Gere es el Dylan trovador; Christian Bale es el cantautor del Village de comienzos de los sesenta; Marcus Carl Franklin es el pequeño seguidor de Woody Guthrie; Heath Ledger es Jack Rollins, el cantautor convertido al cristianismo. Pero Cate Blanchett se roba la película como el Dylan irreverente que electrifica su sonido y le da a los Beatles su primer porro. Estuvo nominada al Oscar y ganó un Globo de Oro.

Jaime Foxx – Ray Charles. Ray se estrenó en 2004 y con sólo ver la actuación de Jaime Foxx se entiende porque ganó un Oscar. Foxx captó cada movimiento, cada gesto de Ray Carles. Claro que para interpretar ese papel pasó muchas horas junto al músico. Además físicamente se parecen mucho. También está muy bien Larenz Tate como Quincy Jones.

Val Kilmer – Jim Morrison. Recuerdo que fui a ver The Doors (1991) al desaparecido cine Mignon, ahí sobre Juramento. Eramos cinco o seis amigos que en aquella época nos matábamos con los Doors, los Stones, Hendrix y Janis. En aquél momento nos encantó la película. Hace un tiempo la volví a ver en cable y también me gustó. Kilmer está 10 puntos como Morrison. Gracias a la película volvieron a sonar en radios y boliches temas como Light my fire, Break on through y Roadhouse blues.

Beyoncé Knowles – Etta James. Beyoncé aparece a la mitad de la película (Cadillac Records, 2008) y realmente se hace notar, no sólo por su interpretación de Etta James sino porque también canta sus canciones que son de lo mejor de la banda de sonido. Ya había tenido un papel destacado en Dreamgirls (2006), pero aquí se pasa. Preciosa y conmovedora. La película cuenta la historia de Chess Records, en Chicago, donde Etta James fue una de sus principales figuras.

Joaquin Phoenix – Johnny Cash. Phoenix tiene rasgos definidos que conforman un rostro muy particular. Así que, a mi entender, interprete a quien interprete seguirá siendo Joaquin Phoenix. Claro que es un gran actor y, más allá de que no se parezca tanto, está muy bien como Cash en Walk the line (2004), aquí traducida como Johnny & June. Hasta sus versiones del Hombre de Negro son muy buenas.

Diana Ross – Billie Holiday. Lady sings the blues se estrenó en 1972 y contaba la trágica, autodestructiva y triste vida de una de las cantantes más maravillosas de la historia. Esta la vi hace muchos años y no tengo muy presente los detalles (me gustaría conseguirla y verla de nuevo). Aquí tenemos otro rol ganador: a Ross también le dieron el Oscar por su interpretación.

Marion Cotillard - Edith Piaf. Uf, que historia. Muy heavy. Terrible todo lo que pasó Edith Piaf en su infancia, en su adolescencia. En su vida en general. Un océano separó a Billie Holiday de la Piaf. Pero ambas cantaban con la profundidad de su dolor y voces poderosas. La actuación de Marion Cotillard en La Vida en Rosa (2007) le valió también un Oscar y muchos premios más.

Forest Whitaker - Charlie Parker. Dirigida por el jazz lover Clint Eastwood, Bird (1988) cuenta la historia del saxofonista Charlie Parker. Whitaker ganó el premio del festival de Cannes por su extraordinaria representación de Parker. El negro es muy buen actor. Hace poco vi una película (El Ultimo Rey de Escocia) en la que él interpreta con excelencia a Idi Amin, el sangriento dictador de Uganda.

Gary Oldman – Sid Vicious. La estrenaron en 1986, el año en el que Diego le pintó la cara a todos en el Mundial de México. Yo apenas tenía 13 años y fuimos con un grupete, entre los que estaban Carosella y Juki, a ver la película al cine Lido, sobre Cabildo, casi llegando a Puente Saavedra. Gary Oldman nos convenció a todos de que estaba poseído por Sid Vicious. A los pocos días de verla me compré el cassette de Never Mind the Bollocks y fui a la peluquería y me corté el pelo casi, casi como él (no tanto, claro. Me hubieran matado en casa).

Stephen Dorff - Stuart Sutcliffe. Backbeat (1994) cuenta la historia de los jóvenes Beatles cuando todavía el bajista era Stuart Sutcliffe, quien nunca llegó a grabar con ellos. Sutcliffe no era un gran músico, pero sí era muy amigo de Lennon (en la película lo interpreta Ian Hart) y luego abandonó la banda para dedicarse al arte. Murió en abril del 62 por una enfermedad que no le llegaron a diagnosticar. Gran actuación de Stephen Dorff.

4 comentarios:

pcarosella dijo...

que delicia leerte

Marga dijo...

Excelente nota, Martín!!!
Justamente ayer estuve viendo la de Johnny Cash! También Reese Witherspoon hizo un excelente papel allí, no te parece?
Beso y seguí publicando, me encanta leerte!

Grace Pousá dijo...

Aplausossssssss..!!

Fede Chedrese dijo...

muy bueno dadin, lo que si creo es que Joaquin Fenix se parece bastante a Johnny Cash