martes, 14 de marzo de 2017

Ambos mundos


El disco tiene un instante trascendental de diez segundos. En ese breve lapso, la voz de An Díaz entra en erupción como un volcán. Es la introducción de I can't quit you baby y ella llega a un registro vocal extraordinario, inspirado en ese comienzo mágico de Otis Rush cantando en vivo en uno de los American Folk Blues Festival. Luego entra la banda -Daniel De Vita en guitarra, Mauro Ceriello en bajo y Gabriel Cabiaglia en batería- y despliega un soporte eléctrico con el que la voz de An se esparce con comodidad sin perder intensidad.

Ese tema aparece promediando el álbum -EP, más bien- debut de An, una paleta colorida que, como explicó ella, refleja lo que pasó en su vida desde que comenzó con la música no hace mucho tiempo atrás. El álbum tiene blues y gospel, sus dos mundos, casi en proporciones idénticas.

Todo comienza con ella rasgando una guitarra acústica y cantando You can talk about me, de Jessie Mae Hemphill, en una búsqueda profunda de sus raíces musicales, bien al norte del Mississippi. Luego deja el porche de una cabaña desvencijada e ingresa en una iglesia junto al brasileño Luciano Leães. quien sostiene una base de hammond para que ella entone If I can help somebody, de Mahalia Jackson. Sigue en la misma línea espiritual con I'm gonna live (the life I sing about in my songs), pero esta vez la acompaña en voz y guitarra acústica su maestro Gabriel Grätzer, y el sonido imita las viejas grabaciones de de las décadas del veinte y el treinta.

Con mucha fuerza y, el sostén rítmico de Dany De Vita en guitarra eléctrica, versiona Anytime you want de Sean Costello. Después de la apabullante interpretación de I can't quit... sigue en Chicago y con mismo el trío eléctrico para rendirle tributo a Magic Sam con Keep on lovin' you baby. El disco termina con An entonando Death is awful, de Vera Hall, con base de percusión electrónica y extractos del discurso de I have a dream de Martin "Luther" King. Pero hay algo más... un track oculto, An's song, en el que Lee -músico oriundo Clewiston, Florida, radicado en Buenos Aires- la acompaña en Rhodes y voz.

La calidad de grabación es óptima porque detrás de la consola estuvo De Vita y además Mariano D'Andrea sumó know how durante la sesión de 9 de octubre del año pasado.

Ella eleva su voz, potente e inmaculada, cualidades que distinguen al blues y al gopel de raíz.

Los dos mundos de An.


8 comentarios:

Jonathan Heguier dijo...

Haciendo un análisis profundo digo "qué voz de la re concha de la lora". Like it.

Sol Cabrera dijo...

Muy bueno!

An Díaz dijo...

Millones de gracias, Martín! "Trascendental" es la palabra que define adonde el Blues y el Gospel me llevan y adonde quiero llegar.

Duster Brown Jr. dijo...

Hermosa talentosa!!!. An Díaz

Oscar Castro dijo...

Marzo y ya te firmo que va a ser uno de los discos del año.

Fernando Toral dijo...

El momento 'trascendental' está a los 13:20. Esa voz destapa los tímpanos anquilosados o confundidos, despierta tu víscera musical si no la tenías y te pone en la fila para comprar el disco cuando salga!

Ivan Almeida dijo...

tem como baixar gratis?

Fernando Toral dijo...

El link de youtube tiene todo el álbum (ay, la pereza...)