miércoles, 16 de junio de 2010

Tom Petty plays the blues

El título es engañoso pero no está alejado de la realidad. Mojo no es un disco estrictamente blusero pero es lo más cercano al blues que puede hacer Tom Petty. Su primer álbum para el sello Reprise lo encuentra una vez más con los fieles Heartbreakers, pero esta vez todo en directo y sin overdubs, El primer tema es un blues rabioso. Sigue con First flash of Freedom, una canción que recuerda mucho al sonido californiano de los sesenta con unos solos de guitarra muy psicodélicos. Running man's bible y The trip to Pirate's Cove son dos temas con la impronta clásica de su música en los que se luce la guitarra del legendario Mike Campbell. Candy es un blues intenso; No reason to cry es una balada rockera; I should have known it es puro derroche de filosos punteos. Tom Petty vuelve a saborear los doce compases con U.S. 41, Takin’ my time y, con un swing más elevado, Campbell domina la armónica en Let yourself go. Hay una leve seducción jamaiquina en Don’t pull me over y un aroma urbano en Lovers touch. High in the morning es probablemente el mejor tema del disco: una buena melodía, una letra cautivante y buenos arreglos, al mejor estilo de las grandes canciones de Petty como Mary Jane’s last dance, You don’t know how it feels o I won´t back down. El track 14, Something good coming, no dice mucho la verdad, pero Good enough es tremendo: un gran tributo a Zeppelín con otro contraataque de guitarras . Tom Petty está de regreso con un gran álbum que dejará satisfechos a sus fanáticos, a los rockeros y a los amantes del blues.

2 comentarios:

Predicando Blues dijo...

si, es re-engañoso... tengo el cd y no me gusto mucho

Gabriel Giubelino dijo...

Does he? Te lo pido ya!